24 ago. 2014

EL DORADO

Desde hace tiempo, cuando el mes de agosto llega a su fin y ya los calores del verano se han ido, me sorprendo a menudo entonando una canción que para bien o para mal forma parte de mi memoria musical: "el finaaaaal del verano...llegó...y tu partirássss". 

Es un reflejo inconsciente que acompaña los atardeceres cada vez más tempranos, el fresquito de por las noches y la playa menos llena de gente; y a mí me lleva a una época de bicicletas a todo gas, bocadillos devorados entre juego y juego y veladas al fresco que nunca acababan..

Cuando acaba un verano, yo ya pienso en la llegada del siguiente...








No hay comentarios:

Publicar un comentario